El lado oscuro de Fun People.


 
Hace rato que Rodrigo (sello Frost Bite) viene publicando anécdotas geniales sobre la época del sello y los discos que editó. Este sobre kum kum, para mi el mejor disco argentino de los 90, quise traerlo acá.

 

 

 
Lucas siempre me habla de la oscuridad y la luz, más de la mitad de las veces no sé de qué me está hablando pero de algo estoy seguro, él sabe de mi lado oscuro o yo sé el de él.
Me siento con la mente revoltosa, el pulso acelerado, algo de bruma, algo de furia disfrazada de cansancio. Puse por primera vez en años el disco de Kum kum de punta a punta. El primer pensamiento que me vino a la cabeza (como una bala de cristal que se incrusta en la sien de la memoria) fue “que obra de arte”, hace años que no tengo un pensamiento tan condescendiente, si bien siempre me pareció maravilloso no recuerdo cuando fue la última vez que lo escuche y lo ame sin restricciones, ni turbulentos recuerdos.
Puse especial atención a los temas pesados, cosa que antes solía saltear y me parecieron obras de arte absolutas. Algunos temas como Skateboard from Hell, Far away, Kops, Sometimes, BOAO este último mi favorito, recuerdo cuando yo mismo contrate el chico que tocaba la Citara, no podía creer que lo llamáramos para grabar en un tema tan heavy aunque acepto el desafío y lo hizo con gusto, terminó siendo uno de mis temas favoritos porque tiene ese lado salvaje de Fun People innato, es como una nena de 10 con una navaja en su mano.
Recuerdo mil cosas que antes no recordaba, cuando contratamos los vientos de los Cafres para el tema tipo Ska Rebel Posse, cuando agregamos en la masterización todas esas grabaciones bizarras del brasilero chanta, el iluminador frustrado, la grabación del coro de las fanáticas que seguían a Charles Manson (Necro en esa época estaba obsesionado con él). Miles de pequeños recuerdos se me vienen a la mente… En el tema Masticar Necro dice “I don´t want to be a Twiggy I wanna be who I am” es porque Lucas había salido con esa cantante pop de los 90´s Twiggy que era super delgada, era como una broma entre ellos. En el tema Sunday se escucha el sonido de un skate andando, recuerdo que lo grabamos de Necro y su “primo” el Perro” en un mini bowl no se si en la costa o donde lo grabamos. Se me viene la imagen encima de ambos yendo y viniendo con el skate y nosotros grabando los sonidos, un detalle que escapo a mi memoria por más de una década casi dos.
Todo el disco está lleno de pequeños secretos, el Palo de lluvia, el acordeón del Gavilán, los vientos, el piano tocado por Lucas y el Ingeniero de sonido, las percusiones (tipo batucadas) tocadas por Chicho y otros personajes autóctonos, el punteo del guitarrista de Lethal .
Termino de escuchar Kum kum con todas las imágenes acumulándose detrás de mis ojos como fotografías y sonidos de un pasado lejano, yo era solo un chico, yo era alguien más, alguien seguramente más amable y cálido del hombre en quien devine. Con los ojos clavados en el más allá pongo un tema en especial para cerrar una velada maravillosa y esperar que salga el sol, un tema que me representa ese lado oscuro de Fun People “Tal vez” ese tema que me hace acordar a la oscuridad de TSOL, el aullido de “Hombre lobo en Paris” de los ochentosos españoles La unión. Ese piano me transporta por un camino poco transitado, un camino lleno de hojas caídas, el otoño de mi vida. No presto atención a la letra, la música es harto más avasallante que las palabras. Esa guitarra mágica, delicada, lúgubre en punto de ebullición, Lucas en su estado de gracia. Gato el camaleón de los mil ritmos y el maravilloso Chuli, quien para mi le daba ese toque oscuro a lo Black Sabbath, los puntos oscuros en las íes de los temas poco alegres de una gloriosa banda que así como vino ha desaparecido y se ha ido de nuestras vidas. Aferrémonos a su música, y a nuestros recuerdos, ya nada más nos queda.

Ya no soy un niño sensible, ya no sé de que estamos hablando.

R.

Para mas textos de Rodrigo, facebook.com/frost.bite.record

Mas sobre:

No Comments

Deja un comentario

Facebook