VA – Nuevo! Versión 1.0 (2005)

 

En las majestuosas salas A/B del Centro Cutural San Martín se produjo uno de los encuentros más interesantes del país con las nuevas músicas y las nuevas bandas de rock, pop, electrónica y demás mixturas. El ciclo ¡Nuevo!, organizado y producido por el Centro Cultural San Martín, es el muestrario de nuevas músicas y nuevas bandas más importante de la Ciudad. Surgido en marzo de 2004, fueron más de 70.000 personas las que concurrieron a la Sala A/B para escuchar y ver a más de 500 músicos. El movimiento de público alrededor del ciclo, realizado en una sala de gran capacidad y en óptimas condiciones técnicas y de seguridad, lo confirmaron cada viernes y sábado de manera constante.
En el marco de los festejos por el 35º aniversario del Centro Cultural San Martín, el ciclo ¡Nuevo! cierro el año 2005 presentando oficialmente el disco Nuevo! Versión 1.0. Editado a través del sello Mon Musique, es un compilado de 16 bandas y artistas que participaron durante el 2005 del ciclo. Ellos son Doris, Bicicletas, Los Álamos, Ezequiel Borra, Coiffeur, Pablo Dacal, Los Cocineros, Lucas Martí, Lisandro Aristimuño, Gustavo Lamas, Rosal, Valle de Muñecas, Hamacas al Río, Florencia Ruiz, Juan Stewart y Rubin, y representan apenas un puñado de los más de 130 artistas que pasaron por la Sala A/B

Descargar

Florencia Ruiz – Cuerpo (2003)

Descargar

@Web

@Facebook

Ariel Minimal y Florencia Ruiz – Ese impulso superior (2008)

01 – Letras
02 – Y al despertar
03 – Que se acerca y se va
04 – Por su propio peso
05 – El mirlo
06 – Después, quizá
07 – De un sábado naranja
08 – Casi
09 – El cielo brilla sobre
10 – La noche se viene
11 – Calma
12 – Y eso nunca pasó/Poeseída
13 – Soportar
14 – Ese impulso superior

“… el dúo de Ariel Minimal junto a Ruiz es un mundo en sí mismo, en el que se disfruta lo mejor de ambos artistas. El perfil etéreo de Florencia orbita alrededor de la canción, y Ariel deja surgir todo lo etéreo de su música. Presenta una homogeneidad admirable, en la que se destacan canciones redondas como El mirlo, Por su propio peso o la emocionante De un sábado naranja. Pero también momentos como el medley Y eso nunca pasó/Poseída, que escapa de lo previsible, y explica por qué esta unión es mucho más que la suma de sus nombres. Porque es un disco que genera una lógica musical propia, un estado de ánimo, una utopía melódica que no arría ninguna bandera del pasado y termina funcionando como trinchera contra todo eso que acecha ahí afuera…”
Revista La Mano

Descargar

Facebook